Daily Devotionals
KCM
Aliméntese de la Palabra Kenneth Copeland 10 April Hijo mío, está atento a mis palabras; inclina tu oído a mis rezones. Que no se aparten de tus ojos; guárdalas en lo profundo de tu corazón.

Una vez que usted haya aceptado la Palabra de Dios como la máxima autoridad de su vida, lo primero que tendrá que hacer para tener victoria sobre el enemigo es ir a la Palabra y echar mano de las promesas de Dios en lo que respecta a su situación.

Note que dije “ir a la Palabra”. Es muy bueno tener la Palabra guardada en la memoria, pero no deje que eso reemplace el tener la Palabra delante de sus ojos diariamente.

Mírelo de la manera siguiente. Nunca le ha hecho bien a una persona hambrienta pensar en el sabor de las papas, aunque lo recuerde perfectamente. Lo mismo podemos decir de la Palabra de Dios. Es importante guardarla en la memoria, pero también es necesario abrirla y leerla directamente para alimentar el espíritu.

Hay un gran poder cuando usted tiene la Palabra enfrente de sus ojos y cuando entra en sus oídos, porque así es como llega a su corazón para que pueda vivir por ella.

Por lo tanto, no solo piense en la Palabra en este día, sino léala. Busque las promesas que tienen que ver con su situación y aliméntese de ellas para que su vida sea fortalecida.

Scripture Reading: Deuteronomio 6:1-9