Daily Devotionals
KCM
Arma de alabanza Gloria Copeland 12 April Te alabaré, Jehová, con todo mi corazón. Contaré todas tus maravillas. Me alegraré y me regocijaré en ti; cantaré a tu nombre, Altísimo. Mis enemigos se volvieron atrás; cayeron y perecieron delante de ti.

Nunca subestime la importancia de la alabanza. Es una de las armas espirituales más poderosas que usted tiene. La alabanza es más que un canto agradable o unas pocas palabras de elogio a Dios. Ella hace algo. La alabanza trae la misma presencia de Dios. Y cuando la presencia de Dios entra en escena, sus enemigos son echados fuera. La enfermedad y la dolencia no pueden permanecer en su cuerpo. La pobreza no puede permanecer en su casa. Aun el cansancio físico tiene que huir cuando se enfrenta con la verdadera alabanza llena de gozo.

Yo lo sé por experiencia. Hace años, cuando al principio comencé a dirigir la Escuela de Sanidad, tuve una verdadera batalla con el agotamiento. Ministré e impuse mis manos sobre los enfermos por tantas horas a la vez que cuando la reunión había terminado, me sentía físicamente débil hasta para concluir el culto. Entonces, en una reunión, descubrí el poder de la alabanza.

Acababa de orar por aquellos que estaban en la fila de oración, y como de costumbre, estaba exhausta. Pero en vez de descansar, el Espíritu del Señor me dio a conocer que lo que necesitaba era regocijarme en el Señor. Así lo hice. Comencé a alabar al Señor con todo mi corazón, mente y cuerpo. ¿Sabe lo que sucedió? El cansancio se fue y fui ceñida de poder con la presencia de Dios.

La próxima vez que el diablo trate de ahogar su eficacia y de menguar la fortaleza, la riqueza y la victoria que son suyas en Jesús, rechácelo con esa poderosa arma. Levante sus manos, su voz y todo su corazón y alabe a Dios.

Scripture Reading: 2 Crónicas 20:1-22