Daily Devotionals
KCM
¿Bajo presión? ¡Siembre! Kenneth Copeland 06 September No os engañéis; Dios no puede ser burlado; pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.

Si usted siente que está bajo presión, recuerde que no es el único. Satanás está presionando a más personas ahora que en cualquier otro tiempo. Nos está presionando mental, económica y emocionalmente y en toda manera que pueda. Hay tanta presión en todas partes que los gobiernos no saben qué hacer. Las empresas y compañías no saben qué hacer. Las familias y las iglesias tampoco lo saben.

Pero, alabado sea Dios, ¡Jesús sí sabe! El dice que el dar puede librarnos de cualquier presión que el diablo esté poniendo sobre nosotros.

El dar es siempre la salida de Jesús. Siempre que hay una necesidad, Él siembra algo. En Marcos 4 Jesús dice que el reino de Dios es semejante a una semilla. Piense por un momento en la importancia de las semillas. Todo ser viviente en esta tierra viene de una semilla. Usted vino de una semilla, pero luego volvió a nacer de nuevo de la semilla de la Palabra de Dios. Jesús mismo fue la semilla sembrada por Dios. Dios lo sembró en sacrificio, luego Jesús resucitó y se multiplicó en muchos hermanos.

Cuando Satanás lo presione, vaya a Jesús para que Él le diga cómo y dónde sembrar. Si usted sigue las instrucciones, esa semilla crecerá hasta que rompa el poder de las tinieblas y de la necesidad y lo liberará de la presión que el diablo ha estado ejerciendo sobre usted.

Lo he visto suceder. Cuando Jerry Savelle comenzó a trabajar en mi ministerio, lo único que tenía era un traje, una camisa y un pantalón. El se ponía el traje una noche, y el pantalón y la camisa la noche siguiente, y así se alternaba noche tras noche en todos los cultos que teníamos. Él no tenía dinero para comprar otro traje. Se puede decir que estaba bajo presión en cuanto a ropa se refería.

Un día, Jerry oyó del principio de la siembra de fe y la cosecha. Se fue al centro de la ciudad donde estábamos teniendo una campaña, buscó a un hombre pobre en la calle y le regalo ropa. De inmediato la gente empezó a regalarle ropa a Jerry. Todo empezó en esa campaña, y han estado haciéndolo desde entonces. Hoy en día hay muchos pastores en África que llevan puestos los trajes de Jerry Savelle (aunque las mangas y los pantalones son muy cortos). Jerry sigue sembrando y segando la cosecha de ropa más grande que yo jamás haya visto.

Scripture Reading: Marcos 4:1-20