Daily Devotionals
KCM
Conéctese a la mente del Espíritu Gloria Copeland 08 January Así también el [Santo] Espíritu viene a ayudarnos en nuestra debilidad; porque no sabemos qué oración ofrecer, ni ofrecerla como es debido; el Espíritu mismo se une a nuestras súplicas y ruega a favor nuestro con gemidos tan profundos que no se pueden describir. Y Dios es quien escudriña los corazones de los hombres, sabe qué hay en la mente del [Santo] Espíritu [cuál es Su propósito] porque Él intercede y ruega [delante de Dios] por los santos, de acuerdo con y en armonía con la voluntad de Dios.

Muchos creyentes no son conscientes de que orar en el espíritu, o en otras lenguas, es un ejercicio espiritual que fortalece su interior. Así como las pesas fortalecen sus brazos, lo mismo le sucede a su espíritu al orar en lenguas. Si cumple fielmente con este tipo de oración, llegará al punto en que su espíritu gobernará su carne. Usted podría decir: “Bueno Gloria, ¿por qué no sólo oro en mi idioma?”. Porque la Biblia afirma que sus debilidades le estorban. Muchas veces su mente en el ámbito natural no tiene ni idea de cómo expresar oraciones que lo fortalezcan, a fin de que pueda enfrentar las tentaciones o escuchar la respuesta que necesita. Su mente no ha sido tan informada como su espíritu, pues su espíritu mantiene comunicación con Dios. Por esa razón, en Romanos 8:26-27, se nos expresa que el Espíritu viene a ayudarnos porque no sabemos qué oración ofrecer, ni ofrecerla como es debido. Clamar en el espíritu le brinda la facultad de orar la perfecta voluntad de Dios para su vida. Esto le permite salir del reino de la carne, y entrar al reino espiritual sin importar cuán débil usted pueda ser o cuánta falta de conocimiento tenga en lo natural; ya que usted puede orar por lo que necesita con exactitud. Orar en lenguas es la herramienta que Dios nos ha dado para conectarnos a la mente del Espíritu. Cuando lo hacemos, activamos nuestro espíritu para comprender mientras el Espíritu Santo nos ilumina. Pero le advierto que no funcionará a su favor, a menos que usted la active. El Espíritu Santo es un caballero, Él no lo forzará a orar en el espíritu. Sólo esperará que usted tome la decisión de hacerlo. Así que rinda su vida hoy al Espíritu Santo. Comience a orar en lenguas cada día y edifíquese a sí mismo. Conéctese a la mente del Espíritu, y será bendecido para tener la fortaleza, la habilidad y las repuestas que ¡usted necesita para cada situación! Génesis 16-18; Mateo 9-10 El Espíritu Santo viene a ayudarme en mi debilidad cuando no sé orar como es debido. Él intercede por mí de acuerdo con la voluntad de Dios (Romanos 8:26-27).

Scripture Reading: 1 Corintios 14:1-4