Daily Devotionals
KCM
Crea en el amor Kenneth Copeland 20 January Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosostros.

Una vez iba orando por un parque, a lado de una carretera, y le pregunté al Señor: “¿qué quieres que le diga a tu pueblo?” Inmediatamente, las palabras siguientes resonaron en mi espíritu y en mi mente: “Diles cuánto les amo”.

Estas palabras estaban tan llenas de amor y compasión que no hay palabras para poder expresarlas. Días después, en lo único que podía pensar era en 1 Juan 4:16: “Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros”.

Hemos leído y oído acerca del amor de Dios, pero en realidad creo que muchos de nosotros no hemos creído en él. Si así fuera, todo cambiaría en nosotros y en lo que nos rodea.

Ese amor fue el que llevó a Jesús a dar su vida por nosotros y a sentir los dolores y las debilidades que nosotros sentimos. Ese es el amor que nos dice, aun cuando nos sentimos indignos de él: “Ven a mí y recibe lo que necesites. No te avergüences. Yo he estado ahí. Acécate con confianza al trono de la gracia para que alcances misericordia y encuentres gracia para el oportuno socorro”.

Recuerde que Dios le ama tanto que le ha dado todo lo que tiene: la sanidad, la sabiduría, las riquezas y toda la fuerza que pueda necesitar.

“Pero ¿y mi terrible pasado?”, dirá usted. Pues, para eso está la misericordia de Dios, la cual ha borrado su pasado y ha cubierto todo pecado y error que ha cometido. Lo único que tiene que hacer ahora es creer y recibir su amor.

Qué pena que la gente tenga que sufrir a manos de la enfermedad, de los males y de cada cosa maldita sólo porque no pueden creer en el amor que Dios tiene por ellos. No deje que eso le suceda. Aprenda a creer en el amor.

Crea en el amor que Dios le tiene, ya ha sido dado en la sangre de Jesús.

Crea en el amor, ya ha sido dado en el Nombre de Jesús.

Crea en el amor, ya ha sido dado en la Palabra de Dios.

Medite en el versículo antes citado y repítaselo todo el día: “Creo en el amor que Jesús tiene para conmigo”. Una vez que penetre su corazón, usted jamás será el mismo.

Scripture Reading: Salmos 139:1-18