Daily Devotionals
KCM
Cuatro palabras que dan resultado Kenneth Copeland 31 January Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá.

Creer: esa es la clave para todo en el reino de Dios. Es la manera en que nos conectamos al poder del Dios Todopoderoso. La mayoría de nosotros sabemos eso, pero ¿sabemos cómo ponerlo en práctica?

En realidad es más fácil de lo nos imaginamos. Es tan fácil como decir: “creo que lo recibiré”.

Algo sucede en su espíritu cuando dice esas palabras. No entiendo cómo, pero es así. No entiendo cómo mi sistema digestivo sabe qué hacer cuando trago algo, pero lo hace. Todo lo que tengo que hacer es ingerir un poco de comida y empieza a trabajar. No tengo que forzarlo ni tengo que sentirlo, simplemente sucede. Esa es la manera en que está hecho el cuerpo.

Su fe se libera casi de la misma manera cuando usted se alimenta de las preciosas promesas de Dios y las “traga” en su espíritu y dice: “creo que lo recibiré”. No tiene que forzarla ni tiene que sentirla, simplemente sucede. El espíritu nacido de nuevo está hecho de esa manera.

Cuando repite con su boca: creo que recibiré mi sanidad, o: creo que mis necesidades económicas serán colmadas”, y luego cita los pasajes bíblicos que respaldan esas confesiones, la fe se libera para traer el poder que satisface esas necesidades.

Como dice el Dr. Kenneth Hagin, usted necesita “mantener el interruptor de la fe encendido”. Gloria y yo hemos descubierto que confesar en voz alta las palabras “creo que lo recibiré” es una manera de mantenerlo encendido. Lo decimos cuando oramos, lo decimos cuando alabamos a Dios, lo decimos cuando leemos la Palabra. Lo decimos especialmente en las tinieblas, cuando parece que no vamos a recibir nada. Cuando todo parece que va de mal en peor, lo confesamos aún en voz más alta: “creo que lo recibiré”.

¿Quiere activar hoy su fe? Entonces haga de estas cuatro palabras las más importantes de su vocabulario. Dígalas todos los días. Pronto descubrirá, tal como nosotros lo hicimos, que dan resultado.

Scripture Reading: Marcos 11:12-24