Daily Devotionals
KCM
Dé gritos de alabanza y victoria Kenneth Copeland 31 December Desde el nacimiento del sol hasta donde se pone, sea alabado el nombre de Jehová.

Alabe a Dios. Alábelo por la mañana. Alábelo al mediodía. Alábelo por la noche. Si usted nunca ha alabado a Dios en su vida, entonces comience ahora mismo. Alábelo por la libertad que usted tiene. Alábelo por la sanidad y por el Calvario. Alábelo por el nombre de Jesús.

Cuando va hacia el trabajo o hacia la casa, usted debería ir dando gritos de alabanza. Si hay algo que el diablo no soporta es la alabanza.

Si le ha quitado territorio al diablo y él viene contra usted para recuperarlo, no es hora de quejarse ni de lamentarse de lo difícil que están las cosas ni es hora de pensar que Dios se ha olvidado de usted. Es hora de meterse en la Palabra y volver a aferrarse a las promesas de Dios; es hora de tener presente esas promesas y guárdarlas en su corazón; es hora de hacer la oración de fe y estar firmemente apoyado en lo que Dios ya le ha dado y es hora de seguir haciendo las cosas que usted sabe hacer.

Cuando Satanás empiece a sacudir su monte, no empiece a buscar la salida ni a esconderse; háblele al monte con la autoridad que usted tiene en el nombre de Jesucristo. Una vez que haya acabado con ese problemita, empiece a gritar alabanzas y victoria.

Usted no tiene por qué temerle a Satanás; más bien, él debería temerle a usted.

Scripture Reading: Salmos 50:1-23