Daily Devotionals
KCM
¡Disfrute la batalla! Gloria Copeland 21 March ...porque de Jehová es la batalla, y él os entregará en nuestras manos.

Incontables veces, he visto que ocurre cierto fenómeno: Cuando alguien escucha el mensaje de fe, descubre que al basar sus oraciones en la Palabra, puede obtener cualquier cosa que le pida a Dios. Al leer Marcos 11:24 donde Jesús declaró: «Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá», obedece con prontitud. Ora, y cree que recibirá su petición, y declara la victoria; no obstante, cuando el diablo viene, lo derriba. ¿Por qué? Porque no estaba bien preparado para defenderse contra los ataques del enemigo. En el momento que usted toma una postura de fe, él se torna más agresivo que nunca. Sin embargo, no permita que esto le preocupe. Usted puede vencerlo cada vez que ponga en práctica estos cuatro pasos para vencer los ataques de Satanás. 1) Tome la decisión. Se requiere que decida por voluntad propia adquirir una postura de fe. El diccionario define voluntad como: “un fuerte propósito, intención o determinación”. Cuando se presenta ante el Señor en oración y cree que recibe, debe proponerse y determinarse que no flaqueará hasta que reciba la respuesta. Es necesario que tome una decisión irrevocable de permanecer firme en su confesión de fe; sin importar lo que suceda. 2) Resista al diablo. Cuando él se aproxime a usted con imágenes de fracaso, de escasez o de enfermedad; repréndalas al instante en el nombre de Jesús. Enfóquese de inmediato en la Palabra de Dios, y declare en voz alta las Escrituras que se apliquen a su situación. 3) Préstele atención a la Palabra. Invierta a diario tiempo en la Palabra. Parece sencillo; sin embargo, ahí es donde muchos creyentes fracasan. 4) Sólo hable en fe. El diablo no puede hacer nada en su contra si no le abre la puerta con sus palabras. Jesucristo es el Señor de su vida; por tanto, Satanás no tiene autoridad sobre usted. El diablo no puede robarle a menos que se lo autorice ¡Satanás anda tras sus palabras! Pues ésa es la forma en que puede entrometerse en su vida. Esos son los cuatro puntos del plan de victoria. Si los cumple, siempre le funcionarán. Me gusta cuando Kenneth declara: «La buena batalla es aquella que usted gana». Siga adelante, disfrute la batalla, ¡pues la victoria ya está ganada! Deuteronomio 11-12; Hechos 3 Yo peleo la buena batalla de la fe. Es una buena batalla, pues Jesús ya la ganó por mí (1 Timoteo 6:12).

Scripture Reading: 2 Crónicas 20:14-17