Daily Devotionals
KCM
Él desea escucharlo ¡a usted! Gloria Copeland 27 March ¿Está alguno entre vosotros afligido? Haga oración...

Es maravilloso tener un buen pastor, y es grandioso conocer personas que puedan orar con poder ?y ciertamente en ocasiones pido que otro ore por mí?; pero la oración personal del creyente es la más importante. En Santiago 5:13, no dice: “Si alguno está en problemas, debería pedirle al pastor que ore por él”. No, en este versículo se enseña que usted es quien debe orar si enfrenta problemas. Por eso, la oración es más que sólo pedir algo. Cuando usted ora, tiene comunión con su Padre, habla con Él, y viceversa. Esa interacción lo fortalece. Recordé esta verdad en una reunión familiar. Uno de los miembros de nuestra familia partió con el Señor de manera inesperada, y fue un momento desafiante. Después de que habíamos compartido juntos y alabado al Señor, una de mis primas expresó: «Estar cerca de esta familia fortalece mi fe». Yo sabía exactamente a qué se refería. Conozco personas que son más maduras en la fe y que llevan más tiempo viviendo con el Señor que yo. Y cuando comparto con ellas, también me fortalezco. Mientras meditaba en ello, recibí una gran revelación. Si una persona que se encuentra llena de fe, puede fortalecerme; cuánto más me fortalecerá la comunión con Dios mismo, a través de la oración diaria. Analícelo. Usted goza del privilegio de acercarse a Dios e ir ante Su presencia, en cualquier momento del día o de la noche. Puede entablar un continuo diálogo con el Señor durante todo el día, y fortalecerse en el Autor y Consumador de su fe. Él siempre está preparado para escucharlo y responderle. No hay nada de malo en que usted le pida a su pastor o a otros cristianos maduros que oren por su vida. Pero es más importante que usted ore, y que tenga una íntima comunión con su Padre. Clámele a Él, pues siempre está disponible y esperando para ¡escucharlo a usted! Deuteronomio 24-25; Hechos 10 Cuando estoy afligido o en problemas, oro. El Señor me libra de todas mis aflicciones (Santiago 5:13; Salmos 34:19).

Scripture Reading: 1 Juan 5:13-15