Daily Devotionals
KCM
El músculo de Dios Kenneth Copeland 13 September ...yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré.

Me he percatado que muchos cristianos piensan que la primera vez que el Espíritu Santo se manifestó en gran manera obra fue en el día de Pentecostés. Sin embargo, eso no es cierto. El Espíritu Santo ha obrado en este planeta desde el principio de la Creación. Cuando Dios dijo: Sea la luz; el Espíritu actuó, a fin de que este universo existiera. Él estaba allí, esperando crear algo. ¡Así es como la Biblia presenta al Espíritu Santo! Observe que el Espíritu Santo es el músculo de Dios. Cada vez que vea que el poder se manifiesta, puede estar seguro que el Espíritu Santo se encuentra en escena. Cuando Él vino sobre Sansón, con una sola mano mató a mil soldados filisteos (Jueces 15:14-16). Algunas personas piensan que Sansón logró grandes proezas debido a que era un hombre gigante. No obstante, él era una persona común y corriente; pero se convertía en un ser extraordinario cuando el Espíritu de Dios se manifestaba sobre él. El profeta Elías al igual que Sansón, en su propia humanidad era una persona normal como usted y como yo. En una ocasión, se atemorizó tanto por las amenazas de una mujer que se escondió en el desierto, y le pidió a Dios que lo matara para no tener que enfrentarla. Mas cuando el Espíritu Santo descendía sobre él, Elías era tan poderoso que en una ocasión pidió que descendiera fuego del cielo el cual mató a 450 profetas de Baal; y también corrió más rápido que la carroza del rey (y éstos sin duda eran los caballos más veloces de la nación de Israel). ¡Y lo hizo todo en un día! (1 Reyes 18-19). Sin embargo, no se base en estos ejemplos, creándose la idea de que el Espíritu Santo es tan sólo una cruda fuente de poder sin sentido. ¡Él es mucho más que eso! Cuando se manifiesta en una situación, Él lo hace con tanta sabiduría y entendimiento que impresiona a la mente humana. Usted podría expresar: “Bueno, entonces ¿por qué Dios no me ayudó antes? ¡Él sabe cuánto lo he necesitado!”. Dios ha estado esperando que usted le dé la oportunidad de obrar en su vida. El Espíritu Santo ha estado esperando en su interior que usted declare la Palabra de Dios en fe. Ésa ha sido Su función desde el inicio, actuar conforme a la Palabra de Dios, y enviar el poder necesario para provocar que esa Palabra se manifieste en la Tierra. Eso hizo en la Creación…y lo mismo se le ha ordenado hacer para usted. Pero recuerde, Él es quien lo ayuda, no quien lo domina. Decida ahora mismo a abrir esa puerta. Sea consciente de que el Espíritu Santo mora en usted. Ya no malgaste su tiempo meditando en los problemas que está enfrentando y comience a meditar en el poder de Aquel que habita en usted. ¡Ponga el músculo de Dios a trabajar para usted! Isaías 11-12; Salmo 32 Yo he recibido el Espíritu Santo; por tanto, ¡he recibido poder! (Hechos 1:8).

Scripture Reading: Jueces 15:14-16; 1 Reyes 18