Daily Devotionals
KCM
Engánchese al poder Kenneth Copeland 05 December ...hágase conmigo conforme a tu palabra...

Si usted le dedica suficiente tiempo a su relación con el Señor, no le sorprenderá lo que estoy a punto de decirle. De seguro, ya lo percibió en su espíritu: nos encontramos en los tiempos finales. Hoy más que nunca, existe una gran urgencia en el espíritu; y se puede comparar a una mujer que está a punto de dar a luz. Eso está sucediendo en el reino espiritual en este momento. Estamos muy cerca de iniciar un nuevo milenio. Todos deben acelerar el ritmo, todos tenemos un papel que desempeñar —y no es falsa alarma—. Cada uno de nosotros debe tomar su posición y llevar a cabo el llamado del Señor. Sin embargo, pareciera como si cada uno tuviera algún tipo de excusa que le impide cumplir con éste, ¡pero no hay tiempo para excusas! Sino de expresar lo mismo que María cuando el ángel le anunció que concebiría de forma sobrenatural, mediante el poder de Dios: «…hágase conmigo conforme a tu palabra». ¡Alabado sea Dios por esa maravillosa fe! Ella no sabía cómo sería el proceso, pues lo desconocía por completo. Simplemente confesó: “Sí, Señor, ¡continuemos con el plan!”. ¿Sabe qué sucedió cuando María liberó esa fe en respuesta a la Palabra de Dios? Ella se enganchó al reino sobrenatural. Su fe la conectó a la unción del Todopoderoso donde: «… nada hay imposible para Dios» (Lucas 1:37). Ésta es una verdad inalterable. Una persona que actúa sin fe, se encuentra atada al mundo natural, material e intelectual; es decir, lo posible. No obstante, una persona cuya fe se encuentra en acción, se sujeta al poder del Espíritu Santo —o a lo que me gusta llamar “el músculo de Dios”— y cosas imposibles ocurren en su vida. Así fue como Jesús llevó a cabo todo lo que parecía imposible cuando vivió en la Tierra. Él cumplió Su llamado de la misma forma en que usted y yo debemos realizarlo: utilizando la fe para aferrarse al poder sobrenatural. Recuerde que no importa cuán imposible parezca algo; si está conectado al reino sobrenatural por medio de su fe, usted está enganchado a Dios, ¡y para Él todas las cosas son posibles! «Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible» (Marcos 9:23). Oseas 6-7; Salmo 120 Soy un creyente, y ¡para mí todas las cosas son posibles! (Marcos 9:23).

Scripture Reading: Lucas 1:26-38