Daily Devotionals
KCM
Gócese, y haga huir al diablo Kenneth Copeland 26 August Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea cumplido... pedid, y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido

Sin importar lo que esté sucediendo en su vida hoy; usted, como hijo de Dios, necesita agitar el gozo que se encuentra en su interior. Pero ¿cómo lograrlo? Si usted es un principiante, puede iniciar meditando en la Palabra de Dios, pues cuando medita en ella y la revelación comienza a surgir en su corazón, ¡surge el gozo! Esto sucede porque usted empieza a recibir un conocimiento más profundo y claro acerca del Padre; también porque se da cuenta que puede ir valientemente delante de Él en oración basado en la Palabra, y asimismo confía que sus oraciones serán contestadas. Por ejemplo, si está triste a causa de la rebeldía de su hijo, reemplace esos pensamientos de tristeza con la revelación de las promesas de Dios escritas en Isaías 54:13; y el gozo surgirá en su corazón. Por tanto, en vez de expresar lo que el diablo está haciendo con su hijo, comience a confesar lo que Dios hará. Ríase y declare: Diablo, mejor olvídate del asunto, toma tus cosas y vete a tu casa ahora mismo. En lo que a mí concierne, la victoria ya está ganada. Todos mis hijos serán instruidos por el Señor. ¡Y grande será la paz de ellos! Entonces cuando Satanás le conteste: “Tal vez sea cierto, pero ¿acaso no te entristece que tu hijo haya desperdiciado tantos años de su vida?”. Justo en ese momento puede dispararle la Palabra respondiéndole: No estoy triste, no tengo por qué; pues Jesús se llevó mis penas y mis aflicciones (Isaías 53:4). Así que lo creo y sigo hacia delante; y me regocijaré grandemente en Él. En Proverbios 15:23, leemos: «El hombre se alegra con la respuesta de su boca…». Cuando empiece a resolver con la Palabra los problemas y pruebas, ésta liberará el gozo en usted y echará fuera al diablo. ¡El enemigo no puede soportar el gozo del Señor! Así que agite ese gozo en su interior. Medite en la Palabra, reemplace los pensamientos equivocados por los de Dios y ¡disfrute la victoria! Proverbios 23-24; Salmo 11 Yo pido y recibo para que mi gozo sea cumplido (Juan 16:24).

Scripture Reading: Isaías 51:11-16