Daily Devotionals
KCM
Grandes recompensas Gloria Copeland 03 May Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.

Santidad significa vivir para Dios. Vivir conforme al mundo es mucho más sencillo que vivir conforme a la santidad. No es posible comportarse como todos los demás, y ser santo. Se requiere determinación, esfuerzo; y que se someta a Dios para no ceder a la tentación. Sin embargo, la recompensa es estupenda. En Hebreos, leemos que sin santidad, nadie verá al Señor. Esto significa que si usted es santo, ¿lo verá? ¡Desde luego que sí! Jesús mismo lo declaró: «El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él» (Juan 14:21). En otras palabras, si usted vive en obediencia —realizando todo lo agradable a Dios—, Jesús se le revelará. Él será tan real para usted a través de la Palabra que será como si Él estuviera parado frente a usted. Sentirá Su cercanía como la de su mejor amigo. Ésta, de por sí, sería una razón suficiente para vivir en santidad. No obstante, en la Biblia se nos promete que ¡recibiremos muchas más recompensas! De acuerdo con 1 Juan 5:18, el diablo no puede tocar su vida. Imagine ¿cómo sería la vida si el diablo no lo pudiera tocar? Bien, Dios anhela que usted goce de esa libertad. Él desea que sea libre, y que Satanás no lo pueda dañar de ninguna manera. En 1 Juan 3:21, se nos indica que si nuestro corazón no nos reprende, entonces tenemos confianza en Dios. ¿Sabe por qué las oraciones de muchas personas quedan sin respuesta? No se debe a que el Señor no cumpla Su parte, sino porque ellas no confiaron cuando oraron. No pidieron en fe, ya que su corazón los condenaba. En lo profundo de su ser, usted sabe si le está dando o no a Dios la prioridad principal —si está viviendo o no en santidad—. Tome hoy la decisión de ser santo y de vivir para Dios; y recibirá grandes recompensas. 1 Samuel 19-20; 1 Corintios 8 Sigo la paz con todos, y la santidad; por tanto, veré al Señor (Hebreos 12:14).

Scripture Reading: 1 Juan 3:21-24