Daily Devotionals
KCM
Haga su propia oración Gloria Copeland 24 January Está alguno entre vosotros afligido? Haga oración, ¿Está alguno algre? Cante alabanzas.

La palabra griega que se traduce “afligido” no significa que sea resultado de la enfermedad, sino que quiere decir “atribulado”. Si usted tiene tribulaciones, debe orar; eso es lo que la Palabra dice. Observe que no dice que es su pastor o sus amigos los que deben orar, sino usted.

Por lo general, buscamos la manera más fácil de solucionar nuestros problemas al pedirle a otros que oren por nosotros. No hay nada malo en eso, pero nunca llegará a la victoria total en su vida hasta que empiece a hacerlo usted mismo.

La iglesia más grande del mundo está en Seúl, Corea. El pastor es el Dr. David Cho. Lo último que supe es que tiene 700.000 miembros. ¿Cómo creció tanto? El Dr. Cho dice que la clave es la oración. No sólo su oración, sino la de los miembros de la iglesia. La oración es un modo de vida en esa iglesia. Ellos tienen un lugar que se llama la Montaña de la Oración, donde miles de personas llegan a orar todos los días.

Una vez vi por televisión a la suegra del Dr. Cho hablar del énfasis que ellos ponen en la oración. Decía que cuando los miembros de la iglesia tienen dificultades personales on matrimoniales, antes de hacer cualquier cosa, se pide a esos miembros de la iglesia que ayunen y oren por 24 horas.

En nuestras iglesias debemos dejar de enseñar a los miembros que pidan a otros orar por ellos, y enseñarles a que oren por sí mismos.

Si yo oro para que Dios le resuelva un problema, quizá disfrute del éxito por un tiempo, pero luego vendrá otro problema porque estará cometiendo los mismos errores. Pero si se dedica a hacer esa oración y a escudriñar las cosas del Espíritu, recibirá respuestas permanentes y podrá hacer los cambios en su vida para evitar que esos problemas vuelvan a surgir.

Si ha recibido a Jesús como su Señor, tiene acceso al trono del Dios Altísimo. Él tiene todas las soluciones para todo problema que pueda tener, sólo está esperando que se acerque a Él para darle la respuesta. Quizá le tome algún tiempo a solas con Él para poder oírle, pero nunca quedará decepcionado.

No dependa de otros para que hagan la oración que a usted le corresponde hacer. Acérquese al trono de Dios hoy mismo.

Scripture Reading: Salmos 5