Daily Devotionals
KCM
La casa ungida Kenneth Copeland 25 February Pero Cristo [el Ungido y Su unción]... fue fiel sobre la casa [de su Padre] como Hijo [y Señor de ésta]. Y nosotros somos [ahora, miembros de] esa casa, y si permanecemos apegados y firmes hasta el fin, en nuestra gozosa y jubilosa confianza de vencer, y triunfar en nuestra esperanza [en Cristo].

¿Podría vivir en una casa, y no comer ni beber nada de lo que haya en ésta? Claro que sí. Pero ¿quién querría vivir de esa manera? Lo mismo puede suceder cuando mora en la casa de la unción. Si ha nacido de nuevo, usted puede habitar en ella; sin embargo, de usted depende rechazar o ¡aprovechar! los beneficios de ésta. Y en esta área como en cualquier otra se necesita ¡fe! Quizá exprese: “Pero yo no tengo mucha fe”. Sí, sí la tiene. Si aceptó a Jesús como el Señor de su vida, posee una gran fe; y para examinar cuán grande es, estudie Hebreos 11. Allí se enumeran los grandes héroes de la fe del Antiguo Testamento. Casi siempre que leemos este capítulo, deseamos ser como ellos; no obstante, en Hebreos 11:40 se afirma que Dios nos ha provisto de algo mejor. Eso significa que usted posee mayor fe que los patriarcas del Antiguo Testamento. ¡Analícelo! ¡Posee más fe en su interior que cuando se dividió el Mar Rojo! Dios se la proveyó cuando nació de nuevo: «Todo aquel que cree que Jesús es el Cristo, ?el Ungido? es nacido de Dios… Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe» (1 Juan 5:1,4). Usted fue nacido de Dios. Posee Sus genes espirituales, y eso incluye ¡la fe que vence al mundo! Es más, según Hebreos 3:1-6, posee la unción para utilizar esa fe. Usted y yo somos la casa del Ungido. ¡Estamos en la casa ungida! Números 2-3; Lucas 20 Yo creo que Jesús es el Cristo ?el Ungido?. Yo nací de Dios y venceré al mundo (1 Juan 5:1, 4).

Scripture Reading: Hebreos 11