Daily Devotionals
KCM
La clave para la confianza Gloria Copeland 21 July Amados, si nuestro corazón no nos reprende, confianza tenemos en Dios; y cualquiera cosa que pidiéremos la recibiremos de él, porque guardamos sus mandamientos, y hacemos las cosas que son agradables delante de él.

Usted nunca quedará impune si desobedece a Dios.

Algunas personas piensan que pueden hacerlo. Piensan que si nadie los descubre, no habrá daño. Después de todo, Dios es misericordioso. Él no va a guardar nada contra ellos, ¿verdad? Y si nadie más lo sabe… ¿cuál es la diferencia?

Lo que no comprenden es que su propio corazón comenzará a darles problemas. Su corazón empezará a reprenderlo. Todos los demás pueden pensar que ellos son grandes. Pueden estar citando el lenguaje de fe por todas partes, pero cuando vienen delante de Dios en oración, estarán llenos de dudas y temores que hará que sus oraciones no sean escuchadas.

Esa es una de las razones por la cual es tan importante vivir en obediencia al Señor. Una vida de obediencia le dará a usted una confianza espiritual que nunca había tenido antes. Le dará confianza en la oración, en la fe y en Dios. Como dice el apóstol Juan: los que tratan de quedar impunes con el pecado no tienen esa confianza.

No le digo que tiene que ser perfecto ni que nunca debe cometer ningún error, sino que usted debe andar en obediencia a la luz que tiene. Tómese el tiempo para escuchar y responder al Espíritu de Dios. Cuando Él le diga que haga algo, hágalo.

A medida que lo haga, esa confianza aumentará dentro de usted. No será algo que organizó mentalmente o de lo cual se convenció. Simplemente estará allí. En vez de ser consumido por las dudas y sentimientos de que la Palabra de Dios no va a servirle de nada, se hallará lleno de fe en que así será. Empezará a confiar en Dios y a andar al mismo paso con Él. Usted llegará al lugar que la Biblia llama el “descanso en Dios”.

Recuerde esto: Aunque el precio eterno por sus pecados ha sido pagado, una vida de desobediencia le costará caro. Le costará la confianza que es legítimamente suya en Jesús. Le robará la fe y le llenará de temor.

No permita que la reprensión de su corazón apoque su confianza. Haga las cosas que son agradables a los ojos de Dios y ande con la cabeza erguida en el reino de Dios.

Scripture Reading: 1 Juan 3:21,22