Daily Devotionals
KCM
La economía del cielo Kenneth Copeland 21 January Con gozo dando gracias al Padre... el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo.

Si a pesar de todas las promesas de la Biblia acerca de la prosperidad y si a pesar de todas las oraciones que usted haya hecho, todavía está teniendo problemas económicos, considere lo siguiente: “¿De dónde cree usted que Dios obtendrá los recursos para suplir lo que usted necesita?”

Muchos creyentes limitan a Dios, aun sin darse cuenta, cuando fijan los ojos en los recursos limitados del mundo en vez de hacerlo en las riquezas ilimitadas del reino de Dios. Su fe les falta cuando piensan en la escasez, en la carestía y en la turbulenta economía del mundo. Se preguntan: “¿Cómo me bendecirá el Señor en medio de todo esto?”

Si eso es lo que usted ha estado pensando, hay noticias que le harán cambiar de opinión.

La Biblia dice que Dios nos “libró del dominio de las tinieblas y nos trasladó al reino de su amado Hijo”. Ser trasladado significa ser quitado de un lugar y puesto en otro. En otras palabras, su ciudadanía no está en este mundo. Usted no es canadiense, estadounidense ni australiano, sino y sobre todo usted es ciudadano del reino de Dios.

Eso quiere decir que este planeta no tiene derecho a determinar si sus necesidades han o no han de ser satisfechas. La Biblia dice que Dios suplirá lo que usted necesita según sus riquezas en gloria (Filipenses 4:19). Usted puede vivir según la economía del cielo, no la del mundo. En el cielo siempre hay más que suficiente.

Despierte a la abundancia del cielo que le ha sido dada por medio de Jesús. Despierte al hecho de que usted ha sido trasladado de un mundo de pobreza al reino de la abundancia. Regocíjese. Los recursos ilimitados del cielo están a su disposición.

Scripture Reading: Salmos 105:37-45