Daily Devotionals
KCM
Las buenas nuevas de la unción Kenneth Copeland 21 January El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; a pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos; a predicar el año agradable del Señor.

El mensaje que Jesús anunciaba era: «El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido…». Quizá esto no signifique mucho para usted ahora, pero si continúa leyendo unos minutos más, este versículo lo hará ¡gritar de gozo! La palabra unción significa: “derramar sobre, untar por todas partes o adherir”. Por tanto, Jesús le estaba diciendo al pueblo de Nazaret en aquellos días: Dios la ha derramado sobre, la ha untado por todas partes y la ha adherido en Mí. Les estaba expresando por medio del libro de Isaías que sobre Él estaba el poder de Dios, el cual quita toda carga y destruye todo yugo. Antes de realizar esa declaración, Jesús inició Su discurso explicando lo siguiente: ¡Tengo buenas nuevas para ustedes! La pobreza es un yugo, y yo estoy ungido para ¡destruirlo! El corazón herido, ser esclavo del pecado, de la enfermedad, de los demonios y del temor, también son yugos; y Yo estoy aquí con el poder que destruye esa opresión y con la presencia de Dios. Estoy aquí para quitar toda carga, y traer libertad. Ése es el evangelio que Jesús predicaba. ¡Las buenas nuevas de la unción! Y está disponible hoy para usted. Cualquier cosa que Satanás traiga a su camino, usted no tiene que tolerarla ni un segundo más. Si es una nueva criatura, ejerza ese poder que reside en su interior para ser libre. Esa unción se encuentra disponible para liberarlo de las fortalezas del diablo. Ésta le revelará cosas que no conocía antes, destruirá las ataduras contra las que ha luchado por años; además, eliminará por completo la condenación, la culpa, el temor, la escasez, la pobreza, el abuso, la adicción, la angustia, el odio, la ira, etc. Es decir, cualquier cosa de la que haya deseado ser libre, ¡la unción de Jesús lo libertará! Y si usted aceptó a Jesús como el Señor de su vida, Él habita en su interior. Acepte la unción y reciba sus buenas nuevas de la unción. Génesis 44-45; Mateo 24 El Espíritu del Señor está sobre mí, me ha ungido con la misma unción de Jesús. Y ésta remueve toda carga y destruye todo yugo en mi vida (Lucas 4:18; Isaías 10:27).

Scripture Reading: Lucas 4:14-19