Daily Devotionals
KCM
Mantenga sus ojos en la Palabra Gloria Copeland 04 November No mirando [la fe no mira]...las cosas que se ven, sino las cosas que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, porque las que no se ven son eternas.

Si desea mantener el espíritu de fe, ya no considere las imposibilidades naturales que se estén acumulando a su alrededor en este preciso momento. A Dios no le intimidan éstas; por tanto, a usted tampoco deberían. ¡Kenneth y yo lo hemos descubierto por experiencia! Hace más de 40 años, cuando Kenneth estaba orando a las orillas del río en Tulsa, Oklahoma, el Señor comenzó a hablarle acerca de predicar el evangelio en todas las naciones. Dios le manifestó que tendría un ministerio mundial. Era claro que el Señor no había considerado nuestra cuenta bancaria. Apenas teníamos dinero para cruzar la ciudad —¡cómo podríamos ir a las naciones!—, pero Dios no esperaba que cumpliéramos ese llamado en nuestras propias fuerzas, sino que Él deseaba realizarlo por medio de nuestra fe en Su Palabra. Él planeaba proveernos el poder, los recursos, la habilidad —¡todo! —. Él sólo esperaba que le creyéramos y le obedeciéramos. Y lo mismo espera de usted hoy. Justo ahora, podría estar pensado: “En realidad deseo lograrlo. Anhelo vivir y hablar por fe. El problema es que cada vez que veo mi vida tan desordenada, ¡me desanimo!”. Entonces, ¡ya no observe ese desorden! En lugar de ello, enfoque su atención en la promesa de Dios. Mantenga Su Palabra frente a sus ojos y en sus oídos, hasta que mire el cumplimiento con los ojos de su espíritu. Así funciona el espíritu de fe. No visualiza las cosas que se ven, sino las que no se ven. No estoy insinuando que ignore sus problemas o que cierre los ojos ante ellos como si no fueran reales, porque sí lo son. No obstante, de acuerdo con la Palabra, éstos son temporales. Lo cual significa que están sujetos a cambio. Y puede confiar en que si continúa viendo hacia lo que establece la Palabra, ¡cambiarán! Desarrolle y viva conforme a la fe, usted sí puede. Sólo mantenga su mirada en la Palabra. Lamentaciones 4-5: Salmo 91 No veo las cosas que se ven, sino las que no se ven, porque veo a través de los ojos de la fe (2 Corintios 4:18)

Scripture Reading: Salmos 108:1-6