Daily Devotionals
KCM
Más pronto de lo que creemos Gloria Copeland 04 April Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre.

Hace cierto tiempo, el Espíritu del Señor nos habló a Kenneth y a mí: Llegaré más pronto de lo que creen. «Pero Señor —exclamó Kenneth— ¡yo creo que vienes pronto!». ¡Bueno, llegaré antes de lo que tú piensas! —respondió Él. Hoy en día, existen muchas personas en la Tierra que no creen en esto. Así como las Escrituras lo profetizaron, ellos se burlan: «Sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias, y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento? Porque desde el día en que los padres durmieron, todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación» (2 Pedro 3:3-4). Sin embargo, están equivocadas, Jesús viene. Hay un día y una hora señalada para Su regreso. Sabemos que es cierto porque el Señor lo expresó en Mateo 24:36. En ese tiempo estipulado, Él se llevará a los que estén preparados para Su venida, y los levantará al cielo con Él a celebrar por siete años. Luego regresaremos con el Señor cuando venga a reinar sobre la Tierra. ¡Será un día muy glorioso! Ese día se aproxima. No existe duda de ello, la única pregunta es la siguiente: ¿Estará usted listo? Si no lo está, es posible que pensar en el retorno del Señor no lo entusiasme como a mí. Incluso, lo puede llenar de temor y ansiedad. Si es así, es importante que realice algunos cambios. Primero, necesita nacer de nuevo aceptando a Jesús como el Señor de su vida. Luego, es vital que enfoque su atención y ponga su mirada en las cosas de arriba, no en las de la Tierra (Colosenses 3:2). Después de todo, este mundo no es nuestro hogar ni nuestro destino final; sólo estamos de paso anhelando el momento en que lleguemos a la gloria y a nuestro hogar con el Señor. Es importante que lo recordemos constantemente, a fin de que no nos enredemos con los afanes de este mundo. Es necesario que de continuo veamos hacia el cielo, de modo que cuando el tiempo de nuestra partida se acerque, estemos preparados. Por tanto, ordene sus pensamientos. Establezca su corazón en lo de arriba. Espere Su venida y las Bodas del Cordero. En realidad, ¡sucederá más pronto de lo que creemos! Josué 7-8; Hechos 19 Estaré listo cuando Jesús venga. Por tanto, pongo la mirada en las cosas de arriba y no en las de este mundo (Colosenses 3:2).

Scripture Reading: 2 Pedro 3:1-4