Daily Devotionals
KCM
No tema Kenneth Copeland 24 March Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él [Jesús] también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo, y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre.

El temor a la muerte, es el padre de todos los miedos. Todo temor surge de éste, y Satanás es el autor. Sin embargo, en la Biblia leemos que Jesús destruyó la autoridad que Satanás tenía sobre la muerte. Él eliminó el temor para siempre. Éste no tiene ninguna autoridad sobre usted. Si permite que exista el temor en su vida, éste lo apartará de su fe y de lo sobrenatural todo el tiempo. El temor lo aislará del poder de Dios y lo someterá una vez más a la esclavitud de este reino natural. “Hermano Copeland, pero muchas veces no puedo evitar sentir miedo”. Sí, sí puede. Claro, Satanás todavía es un asesino; él aún continúa rondando como un bandido espiritual; matando, robando y destruyendo (Juan 10:10). No obstante, él no tiene ningún derecho de asaltar el lugar que se le antoje. De hecho, es imposible que él pueda actuar sin la ayuda del temor; pues el temor juega el mismo papel en este retorcido mundo de tinieblas, así como la fe en el ámbito sobrenatural de luz. Si usted permanece en Dios y en la Palabra, puede detener el temor. Jesús se lo enseñó a Jairo. Jairo enfrentó una situación imposible en lo natural. Su hija estaba a punto de morir y no podía realizar nada para salvarla. Entonces, por fe, ingresó al ámbito sobrenatural. Se presentó ante Jesús, y le expresó: “Si impusieras Tus manos sobre ella, viviría”. Pero antes de que Jesús llegara donde la niña, el diablo aprovechó la oportunidad y la mató. Alguien se acercó a Jairo, y le contó: «…Tu hija ha muerto; ¿para qué molestas más al Maestro?» (Marcos 5:35). ¿Sabe qué respondió Jesús?: «…No temas, cree» (versículo 36). En otras palabras, “No permitas que el temor te distraiga, Jairo. Simplemente permanece en fe, sigue conectado a lo sobrenatural, y todo estará bien”. Si Jesús le dijo a Jairo que no temiera, significa que él poseía la habilidad para vencer ese temor. Y si él pudo echar fuera el temor ante la muerte de su hija, usted también puede lograrlo en su situación. De hecho, debe sacarlo. Jesús nos ordenó que no temiéramos, esto no fue una sugerencia, sino una orden. En resumen, Él declaró: ¡No temas! Actuar en temor es como si el diablo fuera mejor que Dios. ¡Y usted muy bien sabe que no es así! Además, el Señor está de su lado, analícelo. ¿A qué podría temerle en este mundo? Deuteronomio 17-18; Hechos 6 Jesús ya destruyó a quien tenía el poder de la muerte. Por tanto, no debo vivir en la esclavitud del temor a la muerte (Hebreos 2:14-15).

Scripture Reading: Marcos 5:21-24, 35-43