Daily Devotionals
KCM
Obtenga la perspectiva correcta Gloria Copeland 19 July Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

Cuando los israelitas salieron de Egipto, acababan de ver una maravillosa demostración del poder milagroso de Dios. Sin embargo, cuando se encontraban en el Mar Rojo con el ejército egipcio tras ellos, se volvieron a Moisés, y le dijeron: «…¿No había sepulcros en Egipto, que nos has sacado para que muramos en el desierto?…» (Éxodo14:11). ¿Qué pudo haber provocado que estas personas dudaran de Dios? ¿Qué los hizo expresar una declaración tan traidora, después de todo lo que Él había hecho por ellos? El temor. Ellos comenzaron a sentir miedo por lo que el enemigo podía hacerles, y se sintieron abrumados por el deseo de sobrevivir. Ese inocente deseo que usted tiene de protegerse a sí mismo, le costará mucho en lo que respecta a su diario vivir con Dios. Éste inundó a los israelitas, a tal grado que se olvidaron de las señales y los milagros. Y de repente, se vieron otra vez como personas comunes y corrientes, y no como quienes habitaban en Dios. Si usted no se cuida, Satanás también tratará de darle la misma perspectiva; pues cuando usted comience a creer las promesas de Dios y a dirigirse hacia la victoria sobre la enfermedad, el pecado o la escasez; el enemigo le expresará que usted es tan sólo una persona común y corriente. El diablo tratará de hacerle creer que no puede confiar en el poder sobrenatural de Dios para sacarlo de alguna situación; éste le hará ver una perspectiva natural, en lugar de una sobrenatural. En vez de vivir conforme al temor de Dios, usted vivirá en el temor del diablo y sus obras. Vivirá temiéndole a la muerte, a la enfermedad, a la pobreza o algo más. Y esos temores le impedirán escuchar y obedecer la Palabra. Por esa razón, necesita aprender a pensar con la mente de Cristo. Es importante que viva con sus pensamientos puestos en Dios, y no en este mundo; y que pueda llegar al punto donde pueda descansar en el poder de Dios. El Señor desea que descansemos en Su poder. Él anhela que lo conozcamos tan bien y que confiemos tanto en Él que cuando Satanás intente amenazarnos al decirnos que iremos a la bancarrota, o que moriremos o cualquier otra manipulación que quiera usar; simplemente nos reiremos en su cara. Es vital que usted y yo lleguemos al punto en el que podamos confiarle a Dios cada detalle de nuestra vida. Comience a practicar eso el día de hoy. Crea en Su Palabra. Háblele a sus problemas… y vea cómo se levanta la fe. Entonces, usted obtendrá la perspectiva correcta y ¡la victoria será suya! Nehemías 7-8; 2 Pedro 2 Dios no me ha dado un espíritu de cobardía; sino de poder, amor y dominio propio (2 Timoteo 1:7).

Scripture Reading: Éxodo 14:8-14