Daily Devotionals
KCM
Ocúpese hasta que Jesús venga Kenneth Copeland 27 November Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia, y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios.

La Biblia nos enseña que como creyentes tenemos que estar ocupados en los asuntos del Señor hasta que Él regrese. En el campo militar, ocupar significa “tomar posesión o apoderarse de un territorio, de un lugar, etc., invadiéndolo o instalándose en él”. Si queremos estar ocupados hasta que el Señor venga, la mayoría de nosotros va a tener que cambiar de actitud y tener presente que Jesucristo ya venció y ya obtuvo la victoria.

Así es: Satanás fue derrotado y despojado en el Calvario. Él es quien está a la defensiva, no nosotros. Es más, Jesucristo nos ha dado su armadura y su espada para que las utilicemos contra el diablo para ponerlo a raya. Uno puede ser un debilucho de 90 libras, pero si se pone la armadura de Dios el diablo nunca lo notará, sino que saldrá huyendo como si hubiera visto a Jesucristo.

¿Qué le parece eso? ¿Qué haría usted si fuera el diablo y se encontrara cara a cara con un creyente vestido con la armadura, el yelmo y las armas de Dios? Siempre y cuando ese creyente se limite a hablar las palabras de Dios, usted creerá que es el Señor quien está dentro de la armadura.

No se le olvide ninguna cosa de la armadura que se le ha dado, póngasela toda siempre. Haga que el diablo esté siempre a la defensiva, y usted ocúpese en los asuntos del Señor hasta que Él vuelva.

Scripture Reading: Lucas 12:35-44