Daily Devotionals
KCM
Permanezca conectado Kenneth Copeland 15 September Jehová está conmigo; no temeré lo que me pueda hacer el hombre

¡Ninguna situación que el infierno pueda traer a su vida es lo suficientemente dañina como para prevalecer en contra de la unción de Dios! ¡Usted no debe tener miedo! Puede parecer que todo se está derrumbando a su alrededor; sin embargo, nunca cambie de postura; no reaccione ni responda conforme a esa situación. Sólo permanezca firme. Sea como un joven que llegó a mi oficina hace unos 20 años y dijo: «Hermano Copeland, renuncié a mi empleo, decidí vivir por fe y predicar el evangelio». Me senté, y lo observé pensando: Él sería incapaz de predicar. Señor, no pasarán ni 90 días antes de que este muchacho regrese a pedirme dinero”. Y el Señor me contestó: Bueno, entonces cuando venga, ¡dale dinero! (¡Y allí terminó la conversación!). En lo natural, ese joven no tenía mucho que ofrecer. No obstante, él se había sumergido en la Palabra de Dios y había invertido horas y horas escuchando casetes y estudiando la Biblia hasta que se conectó al ámbito sobrenatural por medio de la fe. Durante los siguientes años, algunas personas le dijeron que no podía predicar. (Yo no, pues fui lo suficientemente inteligente como para mantener mi boca cerrada). Sin embargo, él no se rindió. Otros le expresaron que no lograría nada importante en su ministerio; no obstante, no dejó de predicar. En una de sus reuniones, uno de los transformadores se había quemado y las luces no funcionaban. Mas en lugar de cancelarla, se acercó al púlpito y grito: «¡Sea la luz!». Y así fue, las luces se encendieron; él no le dio lugar al temor. Se mantuvo conectado a la fe. En cierta ocasión, yo le pregunté: ¿Qué hubieras hecho si las luces no se hubieran encendido? Y él me respondió: «Me hubiera quedado allí gritándoles». Hasta el día de hoy, ese amigo se mantiene conectado a la fe. De hecho, a lo mejor ha escuchado de él. Su nombre es Jerry Savelle. Sólo piense qué gran pérdida hubiera tenido el Cuerpo de Cristo si Jerry se hubiera desconectado de la fe, y hubiera permitido que el temor detuviera su ministerio. También sería una gran pérdida para todos nosotros si usted no cumpliera con su llamado. Por esa razón, permanezca conectado a la fe, y ¡la unción también se mantendrá conectada a usted! Isaías 15-16; Salmo 34 El Señor está de mi lado, no temo lo que el hombre pueda hacerme (Salmos 118:6).

Scripture Reading: Josué 10:1-14