Daily Devotionals
KCM
Permanezca en la Palabra Kenneth Copeland 30 November Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho.

La palabra “permanecer” es muy importante. Cuando Jesús dijo que obedeciéramos sus mandamientos y guardáramos su Palabra, no estaba diciendo que nos limitáramos a seguir un montón de normas y reglas de alguna religión.

Lo que Él estaba diciendo era que debemos dejar que su Palabra – algo viviente – hiciera su morada en nosotros. Estaba dando a entender que debemos empaparnos de ella, meditar en ella, llenar nuestra mente y nuestra boca de ella y dejar que ella guíe nuestros pasos y hechos.

El apóstol Pablo lo dice de la manera siguiente: “La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros” (Colosenses 3:16). La mayoría de los creyentes no tienen idea alguna de lo que eso significa. Eso explica por qué tienen tan poco poder.

En una ocasión Oral Roberts dijo que si la Palabra permanece en nosotros y está viva y produciendo fruto, podremos oírla. Creo que todos sabemos lo que es tener cierta melodía constantemente en la cabeza y estar oyéndola todo el día. Pues bien, cuando uno permanece en la Palabra, la va a tener siempre en la cabeza y estará oyéndola todo el día.

Muchas veces he estado en situaciones muy difíciles, preguntándome qué podría hacer; en eso, me viene a la memoria algún versículo bíblico, y he podido discernir lo que debería hacer. Mi liberación vino por medio de la Palabra de Dios que mora en mí.

Por lo tanto, pida al Espíritu Santo que intervenga a su favor. Dígale: “Lo que traigas a mi memoria de la Palabra será exactamente lo que haré. Seré obediente a toda orden de Jesús que Tú me hagas recordar”.

Tome la decisión firme de permanecer en la Palabra, y pronto descubrirá que la Palabra permanece en usted.

Scripture Reading: Colosenses 3:1-16