Daily Devotionals
KCM
Realice el cambio Gloria Copeland 15 February ...Dios es amor, y quien permanezca y se mantenga, en amor, permanece y se mantiene en Él y Dios permanece y se mantiene en él. En esto ?la unión y la comunión con el Señor?, la plenitud del amor se perfecciona en nosotros… pues como Él es, así somos nosotros en este mundo.

Si usted ha nacido de nuevo, puede andar en amor y ser amable con las personas todo el tiempo. Incluso con aquellas que lo irritan. ¡Usted posee el poder de lograrlo! ¿Lo sabía? “No hermana Gloria. Yo no; nunca podría cambiar mi egoísmo para andar conforme al amor de Dios. Lo he intentado; sin embargo, ¡no sé cómo romper con este hábito!”. Me alegra decirle que la clave para desarrollar su vida de amor es sorprendentemente fácil. Puede lograrlo al mantener comunión con Dios; al entablar una relación con Él a través de Su Palabra y la oración ?al permanecer en unión y en comunión con Él, y al permitir que Su vida fluya a través de la suya?. Donald Gee, un escritor cristiano expresó: «El fruto es el resultado de vida. La pérdida de comunión es la explicación de la mayoría de nuestros fracasos con respecto a llevar fruto espiritual; y ni las buenas obras ni el ejercer nuestros dones espirituales, podrán sustituir la experiencia de vivir con Dios. Les recuerdo que sólo a través de mantener ?de manera continua? una comunión con Dios en nuestro diario vivir, se produce el fruto del Espíritu de forma inconsciente» (Donald Gee, The Fruit of the Spirit, página 60 ?Springfield: Gospel Publishing House, 1928?, usado con permiso de la editorial). El mismo Jesús nos enseñó ese principio de comunión. Él manifestó: “Así como un pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, sin permanecer (indispensablemente unido) en la vid; tampoco ustedes pueden llevar fruto, a menos que permanezcan en Mí. Yo soy la Vid y ustedes los pámpanos. Cualquiera que permanezca en Mí y Yo en él, dará mucho (abundante) fruto. Sin embargo, el que se aparta de Mí ?cortando la unión vital conmigo? nada puede lograr” (Juan 15:4-5, AMP). De hecho, cuando nos mantenemos en comunión viva con Dios, entramos a un ciclo glorioso que continuamente nos llevará a un lugar más alto. Mientras más nos relacionemos con Dios, más seremos transformados por Su presencia y seremos investidos de poder para vivir en amor. Y mientras más vivamos en amor, nuestra relación con Él será más íntima. ¿Anhela recibir mucho más poder de Dios en su vida? ¿Desea mayores manifestaciones de Su victoriosa presencia? Entonces busque con ímpetu andar en amor. Determínese sobre todo a vivir unido a Jesús y ser gobernado por Su amor. ¡Usted puede realizar el cambio! Levítico 8-9; Lucas 9 Dios es amor. Mientras habito y permanezco en Dios, Él habita y permanece en mí, y la plenitud del amor se perfecciona en mí (1 Juan 4:16-17).

Scripture Reading: Juan 15:9-11