Daily Devotionals
KCM
Tema al Señor Gloria Copeland 16 January Temed a Jehová, vosotros sus santos, pues nada falta a los que le temen.

¿Qué significa temerle al Señor? Darle a Él total respeto, honrarlo y permitirle que sea Dios en su vida. Si usted teme al Señor, obedecerá todo lo que Él diga. Y al leer algo en la Palabra, usted lo implementa de inmediato y es pronto para realizar cambios. Dios afirma que a las personas que viven de esa manera no les falta nada. ¡No les falta nada! Ésa es una gran declaración. Lea la Biblia y se dará cuenta que es verdadera. El Señor siempre ha cuidado de Su pueblo; cuando Israel le obedecía, no había pobreza en toda la nación, Él suplía todas sus necesidades. Eran fuertes y prósperos, y ningún enemigo podía prevalecer contra ellos. No padecían de ninguna clase de enfermedad o dolencia. El Señor no tenía ningún problema en respaldar Su Palabra. Lo único que se ha interpuesto en el cumplimiento de la Palabra, desde el huerto de Edén, es la falta de personas que se dispongan a obedecer todo lo que Él dice, y que le permitan ser Dios en la vida de ellas. Présteme atención, Dios sabe cómo solucionar cualquier problema. Él no ha olvidado cómo abrir el Mar Rojo, Él nunca cambia. Cuando encuentra a alguien leal, Él también lo es. En 2 Crónicas 16:9, leemos: «Porque los ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con él…». La palabra perfecto no se refiere a quien no comete errores; sino al que es leal. Dios no sólo está dispuesto a resolver el problema, Él desea salvarlo a usted. De hecho, constantemente busca la oportunidad de mostrar Su poder a favor suyo. Sin embargo, Él no lo obligará. Es importante que usted tema, respete y honre al Señor. Si anhela gozar de Su poder libertador, tendrá que desearlo tanto como para permitir que Dios sea el Señor de su vida, cada día. Génesis 34-35: Mateo 19 Yo temo con reverencia al Señor. Lo respeto y lo honro; por tanto, no padezco escasez (Salmos 34:9).

Scripture Reading: Proverbios 2:1-6