Daily Devotionals
KCM
¡Trace esas imágenes internas! Kenneth Copeland 17 September Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres...

La esperanza tiene vida. Pablo indica que la esperanza reside en su interior. Residir significa: vivir. Sólo los seres vivos pueden residir en un lugar, entonces la esperanza es un ser vivo; y es necesario cuidarla y nutrirla con la Palabra, a fin de que crezca. Si cuida de ella, la esperanza dibujará la imagen de las promesas de Dios cumplida en su vida. Es decir, le dará una imagen interna de sí mismo: sano y próspero, con sus seres queridos salvos, su matrimonio restaurado o la respuesta de cualquier otra cosa que haya pedido. La esperanza ilustrará esa imagen tan claramente dentro de usted y la hará tan real que ni siquiera le pondrá atención a lo que observe en el exterior. Al meditar en esas imágenes internas que la esperanza ha plasmado con la Palabra, empezará a creer que usted es exactamente como la Biblia lo describe. Se dará cuenta que usted no es lo que el mundo, sus familiares, sus amigos han descrito, ni tampoco lo que piensa de sí mismo. Usted es quien Dios asegura: ¡Su justicia en Cristo Jesús! (2 Corintios 5:21). Por ejemplo, supongamos que si ha estado orando por su hijo o hija para que sea libre del vicio de la droga. Usted podrá obtener una imagen clara de lo que su hijo será después de que haya sido liberado de éste, y la imagen que tiene de él ahora mejora —¡aun cuando él continúe dándole problemas!—. De hecho, llegará al punto donde no verá el desastre que es este momento, porque lo ha visto en Jesús con los ojos de su espíritu. Si continúa mirándolo de esa manera, no le permitirá al diablo que lo desconcierte ni le gritará a su hijo lo lamentable de su situación. Y uno de estos días, él será en el exterior tal como usted lo ve en el interior. ¡Él será liberado! Esto produce la esperanza, pues es un arma espiritual poderosa. ¿Dónde la obtendrá? En el mismo lugar donde obtuvo su fe: en la Palabra. Renueve su mente con la Palabra todos los días. Piense en ella todo el tiempo, dondequiera que esté y durante cualquier actividad que realice. Usted logra que su fe progrese al escuchar predicaciones. En resumen, continúe alimentando su espíritu…y ¡permita que la Palabra trace esas imágenes internas! Porque ésa es la esperanza obrando a su favor. Isaías 19-21; Salmos 36-37 La esperanza asegura mi alma constantemente (Hebreos 6:19).

Scripture Reading: 2 Corintios 3:12-18