Daily Devotionals
KCM
Una cosecha de salud Gloria Copeland 06 November Decía además: Así es el reino de Dios, como cuando un hombre echa semilla en la tierra; y duerme y se levanta, de noche y de día, y la semilla brota y crece sin que él sepa cómo. Porque de suyo lleva fruto la tierra, primero hierba, luego espiga, después grano lleno en la espiga; y cuando el fruto está maduro, en seguida se mete la hoz, porque la siega ha llegado

Las personas desean gozar de buena salud, nadie quiere estar enfermo; no obstante, para estar bien deben tomar buenas decisiones. ¿Qué tan frecuente ha visto a alguien que con una tos con flema siga fumando? ¿O a una persona con sobrepeso comerse un helado? A nuestra naturaleza carnal le gusta tomar el camino fácil. Pues es mucho más sencillo ceder ante los malos hábitos que eliminarlos. Es menos difícil satisfacer a la carne y ver televisión todas las noches, como el resto de la gente, que invertir su tiempo atesorando en su corazón Palabra de sanidad. Recientemente escuché a Charles Capps decir que algunos intentan construir el tercer nivel de un edificio en un terreno baldío. Parece gracioso, pero desde el punto de vista espiritual es verdad; muchas personas desean disfrutar de los beneficios de la sanidad, sin edificar un fundamento basado en la Palabra. Simplemente no se puede lograr de esa manera. Si usted desea construir un edificio, primero necesita empezar a construir a un nivel por debajo de la tierra y edificar un cimiento. Si desea obtener una cosecha, primero tendrá que sembrar algo. En el mundo natural todo funciona de esa forma. Kenneth la denomina: la ley del génesis. Esta ley de la siembra y la cosecha; también funciona en el reino espiritual. Ésta rige la sanidad y la prosperidad. De hecho, todo en el reino de Dios funciona por la misma ley: la siembra y la cosecha. En Marcos 4:26-29, Jesús nos la enseñó. De acuerdo con ésta, si usted desea salud no es suficiente sólo desearla, tendrá que hacer algo más que únicamente creer en la sanidad. Es necesario que siembre una semilla, y ésta debe ser Palabra referente a la sanidad. Por tanto, busque versículos relacionados a ésta. Comience a sembrarlos en su ser espiritual, confiéselos en voz alta todos los días. Pronto crecerán y producirán una cosecha de salud. Ezequiel 4-5; Salmo 94 Sirvo al Señor mi Dios. Él bendice mi pan y mis aguas y quita toda enfermedad de en medio de mí (Éxodo 23:25).

Scripture Reading: Santiago 1:22-25