Daily Devotionals
KCM
Viviendo en amor Gloria Copeland 10 October El amor... no toma en cuenta el mal recibido, [no le pone atención al mal que ha sufrido]

¿Sabía usted que vivir en amor es bueno para su salud? ¡Es cierto! Vi un documental que trataba acerca del estrés, en éste se explicaba que los investigadores habían descubierto que existen dos tipos de estrés. El primero, es el que usted experimenta cuando se esfuerza por alcanzar algo, presionándose a sí mismo para lograr su meta. Ese tipo de estrés, afirman ellos, es natural y bueno; puesto que no le hace daño. Sin embargo, el segundo, tiene un efecto negativo que es físicamente peligroso. ¿Sabe qué afirman ellos que ocasiona ese tipo de estrés? La hostilidad, o lo que nosotros llamamos, no vivir en amor. Ahora bien, cuando piensa en hostilidad, talvez se imagina el tipo de enojo que siente cuando algo serio ocurre; sin embargo, de acuerdo a este programa, ese tipo de cosas no ocasiona ese problema en la mayoría de gente, sino las pequeñas cosas. Por ejemplo, cuando en la tintorería arruinan su traje favorito, o cuando la señorita de la cafetería le agrega salsa de carne a su puré de patatas, especialmente después de haberle pedido que no le agregara. En resumen, los investigadores descubrieron lo mismo que Dios nos ha estado enseñando desde el principio: debemos vivir en amor. ¿Eso le dice algo? Sí, que Dios es muy inteligente. Y entre más convivo con Él, más me demuestra que todo lo que nos ordena que llevemos a cabo es por nuestro bien. Sólo piense en todo el estrés que podríamos evitarnos si fuéramos prontos para perdonar. Si en realidad no le prestáramos atención al mal que hemos sufrido, seríamos muy saludables —¡espiritual y físicamente!—. Comprenda que nuestro cuerpo no fue creado para que la hostilidad fluyera a través de éste, sino para vivir conforme al amor. ¿Y por qué no vivimos todos constantemente en amor? Muy a menudo, se debe a que aún estamos envueltos en nuestra antigua manera de pensar y reaccionar. Continuamos viviendo de acuerdo a lo externo, en vez de vivir conforme a lo interno, el lugar donde Dios (quien es amor) habita. Entonces deshágase de ese estrés. Aprenda a vivir en amor. Renueve su mente de acuerdo con la Palabra y lo que ésta manifiesta acerca del amor. Elija vivir en perdón. Muy pronto se sentirá como la nueva persona que en realidad es… ¡una nueva criatura que vive en amor! Jeremías 3-4; Salmo 63 No tomo en cuenta el mal recibido. No le pongo atención al mal que he sufrido (1 Corintios 13:5).

Scripture Reading: Lucas 17:1-4