Daily Devotionals
KCM
Vuelva al sano juicio Kenneth Copeland 25 May Velad debidamente, y no pequéis.

Cuando su despertador suene por la mañana, no se despierte pensando que es tan solo un día más. Haga lo que la Palabra de Dios dice: “Velad debidamente, y no pequéis”. Despierte con la gloriosa realidad de que usted ha sido hecho justicia de Dios en Cristo Jesús, y se le ha dado una posición justa con el Dios Altísimo.

¿Por qué? Porque mañana y todo día de su vida en esta tierra, Satanás va a tratar de convencerlo de que usted no tiene ningún derecho a las cosas de Dios. Va a tratar de llevarlo al cautiverio de nuevo para que usted peque y así poder controlar su vida. Pero Satanás no podrá hacerlo si usted despierta todos los días con la realidad de quién es usted en Cristo.

La siguiente es una confesión que puede hacer en oración para que esa verdad se avive en usted:

“Padre, hoy confieso de nuevo a Jesucristo como mi Señor y Salvador. Señor, Tú eres la cabeza de mi vida. Me rindo a ti completamente. Ahora mi voluntad es tu voluntad. Mis planes son tus planes.

“Como una nueva creación en Cristo Jesús, acepto el don de justicia y todo lo que ese don incluye: salud, prosperidad, paz, gozo y vida abundante. Me despojo de todo peso y del pecado que tan fácilmente me asedia. Ahora pongo mis ojos en Jesús, el Autor y Consumador de mi fe.

“De acuerdo a tu Palabra, ahora puedo reinar como rey en esta vida. El poder del pecado y de la muerte en mi vida ha sido vencido. Las fuerzas del mal ya no tienen dominio sobre mí, porque mi vida está en manos del Dios que está sobre todos los dioses. Soy más que vencedor por medio de Aquel que me ama”.

“Hoy decido vivir consciente de mi posición justa contigo, Señor, y en cada paso acercarme más y más a ti. Gracias por el don de justicia. Gracias a ese don puedo hacer todas las cosas en Cristo Jesús que me fortalece. En el Nombre de Jesús. Amén”

Scripture Reading: Colosenses 2:9-15