Daily Devotionals
KCM
¡Yo viviré en amor! Gloria Copeland 13 March Y al que vosotros perdonáis, yo también; porque también yo lo que he perdonado, si algo he perdonado, por vosotros lo he hecho en presencia de Cristo, para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones.

El amor es el verdadero secreto de nuestro éxito. Por esa razón, Satanás trabaja frenéticamente todo el tiempo; a fin de engañarnos y presionarnos para apartarnos del amor. Él envía de manera constante circunstancias a nuestro camino con el propósito de alejarnos del amor, y que nos rindamos a los “enemigos del amor”. Es muy importante que no desconozcamos las maquinaciones del diablo, pues cuando las ignoramos o no somos conscientes de ellas, somos más propensos a caer en su trampa. Necesitamos estudiar la Palabra para saber qué es el amor y qué no lo es. Es indispensable que conozcamos a los enemigos del amor; a fin de que, cuando Satanás nos tiente con éstos, podamos reconocer de inmediato sus estrategias y expresar: “¡No, diablo!, me rehúso a actuar de esa manera, eso es falta de amor y yo he decidido ¡vivir en amor!”. Algunas personas no se han percatado de que resistir la tentación es muy sencillo. (Dése cuenta que no expresé fácil, sino sencillo). La tentación no es más que una solicitud para realizar lo malo: el diablo se atraviesa en su camino como un solicitante o como un vendedor; y expone su presentación intentando influir en su vida, colocando frente a usted una oportunidad de pecar. Algunas veces fallamos en rechazar las ofertas del diablo porque no reconocemos a la tentación como tal. Le compramos al diablo su línea de productos, incluso antes de darnos cuenta que nos está vendiendo algo. Por tanto, debemos aprender a reconocer sus artimañas. Uno de los enemigos del amor es la envidia; la cual se define en el diccionario como: “Un sentimiento de descontento y rencor a causa de las ventajas, posesiones o éxitos de otras personas”. Los celos, aunque son un poco más fuertes que la envidia, también son adversarios del amor. Tener celos significa: “Ser desconfiado, o tener miedo a la rivalidad, o envidia con resentimiento”; y en Proverbios 6:34 leemos: «Porque los celos son el furor del hombre…». El orgullo también se menciona en 1 Corintios 13 como un adversario del amor. Orgulloso es alguien que tiene una opinión demasiada alta de sí mismo, autoestima exagerada, engreimiento, ?y muestra un comportamiento altanero y arrogante?. El orgullo es algo del cual debemos cuidarnos. Al momento en que comencemos a tener un concepto más alto de nosotros mismos del que deberíamos, necesitamos humillarnos delante Dios y arrepentirnos del orgullo. Además, podemos mencionar: la amargura, el resentimiento y la falta de perdón. Éstos se encuentran entre los obstáculos más grandes para vivir en amor; en especial para las personas que en realidad han sido heridas o maltratadas. Examine su corazón, y escuche qué sale de su boca. ¿Está viviendo conforme al amor o de acuerdo con los enemigos del amor? El amor es el verdadero secreto para el éxito en sus relaciones, en su trabajo, en su matrimonio, o en cualquier otra área. En este momento, declare y tome la siguiente decisión de calidad: ¡Yo viviré en amor! Números 31:25-54; Juan 15 Yo no ignoro las artimañas de Satanás. Decido vivir en amor y me rehúso a permitirle al diablo que tome ventaja de mí (2 Corintios 2:10-11).

Scripture Reading: Romanos 13:8-10; 1 Corintios 13:1-8